Inicio de sesión

Patrocinadores

Irene Dorta - Ortodoncia y Estética Bucodental


Logotipo HolaFlor


Bar Restaurante Las Lagunetas

Participa

foroRegistrate y participa en nuestro

Se encuentra usted aquí

Inicio

Crónica reto vuelta al Teide 360 desde atrás

 reto vuelta al Teide 360

Nuestro compañero Ramón nos deja su crónica del reto vuelta al Teide 360, que la titula:  

La 360 desde atrás.

Todo comenzó un 06 de enero. Los Reyes Magos no podían traerme un móvil nuevo como a todo el mundo sino 2 inscripciones a pruebas brutales: La Vuelta al Teide por carretera y el Desafío Teide 360 MTB... ¡Me la tenían jurada! 
Por aquel mes de enero ya se esbozaba nuestro ingreso en el mejor Club Ciclista que hay en la Isla, PLATOCHICO y hablando de todo un poco enganché a mi compañero de fatigas a ambos desafíos. No dijo que no (era mi esperanza para retirarme dignamente), todo lo contrario, le faltó tiempo para inscribirse... 
Y desde aquel entonces, entrenando cuando se podía, hacíamos kilómetros y kilómetros sin descuidar nuestros quehaceres cotidianos. Indagando como había sido el año anterior, pidiendo consejos... sin darnos cuenta que llega el 28 de abril y ya estamos a las puertas... Preparativos de última hora, revisiones y para El Charco del Pino que nos vamos a dormir (lo más cerca que pudimos alquilar, dada la tardanza en hacerlo)... Nervios, muchos nervios, tantos que, tras regresar de cenar, estando el hotel a dos pasos, nos saltamos la entrada 3 veces perdiendo casi 1 hora de sueño (¡qué risas nerviosas!). 
Toca arrebato a las 04:45 am y subir a Vilaflor, antes recogiendo a Carlos en San Miguel. Nervios, conversaciones delirantes para matar el viaje. Llegada a Vilaflor, se huele a MTB. AMBIENTAZO. 
 reto vuelta al Teide 360Nervios "in crescendo". Antes del pase de control, Sergio, el presi, y su cámara. Foto a los dos últimos incorporados al club. Saludo a Vigil (al único que vimos entre la marabunta). Nos colocamos casi al final: más sorpresas, todo el grupo de amigos del gym en la salida dándonos ánimos. Han venido desde S/C expresamente a darnos energía. Chute enorme, ¡debe ser ILEGAL! 

Cuenta atrás y 1.200 luces, entre blancas y rojas, alumbran el casco del pueblo y dibujan una estela ascendente hasta el cielo. Se van los nervios y aparecen "dolores". Dejamos atrás el duro asfalto para encontrarnos con la tierra. Sincronización total, al mismo tiempo amanece y sobran luces ante el sol que nace en un horizonte espectacular. Se rueda rápido y de repente, ¡¡¡pie a tierra!!! Barranco de El Río. Fila de a uno y caravana kilométrica. Paisaje digno de un cuadro de CLAUDE MONET... 
Salvado el escollo de la sabia Naturaleza, otra vez sobre nuestras monturas, toca apretar dientes y subir... Tanto mi compañero de ruta como yo desconocemos el recorrido y nuestra "táctica" es DOSIFICAR.  reto vuelta al Teide 360 No sabemos lo que nos espera. Sin embargo, por momentos, tenemos que adelantar a varios corredores que van con peor cadencia. Me siento bien y vamos dosificando, quizás en exceso. Comemos y bebemos como lo habíamos estipulado, aunque para ello debamos descabalgar. Y para arriba que vamos. Se llama CONTADORES, y alguien nos hace la CUENTA mal. "Sólo 4 kms y empezáis a bajar, todo bajada". Y el Garmin que no avanza y aquello más cuesta arriba, y que vemos Izaña y las antenas, y que no llegamos, y que nos duele todo (TODO), y que "¡qué hacemos nosotros aquí!" Y de REPENTE... una bici naranja tirada en la arena y un tío gritando como loco "SIIII, OS ESTABA ESPERANDO, QUE ALEGRÍA VEROS, VAMOS, VAMOS..." El PRESI cámara en mano, tirando instantáneas y acompañándonos hasta la carretera. Con aliento suficiente para darnos consejos para la bajada y el avituallamiento. Si esto no es droga, no sé cómo denominarlo. 

Allá que vamos, toca bajar El Corral del Niño. Llevo a mi lado al mejor "bajador" que conozco que se contiene para llevarme en volandas al control de Ramón Caminero. Una gozada. 
Comemos y reflexionamos. ¿Nos retiramos? ¿Y si intentamos llegar al próximo punto de corte? VENGA, AL LIO... 
Terrenos llevadero de sube y baja hasta que empieza a picar para arriba, dejando atrás la torre del vigía, del guarda y hay unos sube y baja emocionantes. Hablamos de multitud de cosas. Los dolores, misteriosamente, van desapareciendo. ¡Ánimos! Llegamos a Chío, sí o sí. A estas alturas, la propia carrera ha situado a cada uno en su lugar y nos vamos relevando siempre los mismos: unas veces ellos delante, otras veces nosotros tirando. 
Chío conseguido... Estamos aquí y... ¡¡¡Sorpresón!!! La familia entera está al pie del avituallamiento, con carteles de ánimos que nos dan la fuerza suficiente para el duro tramo asfaltado que queda. Es el fantasma de Ayoze y ahora tengo yo que hilar fino. Solo en tres kilómetros, se me ha quedado atrás (maldito asma). Paro, lo espero. Llega, lo ánimo. Proseguimos, se queda. Me paro, lo espero. Lo ánimo y lo convenzo con una mentira:

El último punto de corte está en el cruce de Boca Tauce. Pico fuerte y tiro para arriba. Lo pierdo en la subida a Vilaflor. Pienso: "si llego al punto de corte y él no llega, abandono" Empiezo a bajar para alcanzar Las Lajas y... De repente, un saludo: está a mi lado entrando en el último punto!!! Ya solo quedan 15 kms y es, supuestamente, en bajada (mi fantasma). Hablamos y OBLIGO a mi "hermano" a que se tire a tumba abierta, que él disfruta bajando. Yo voy a llegar ASÍ TENGA QUE CAMINAR LOS 15 QUE ME QUEDAN". 

 reto vuelta al Teide 360

Por fin me hace caso y desaparece. Me siento super orgulloso. Bajo mejor de lo que esperaba, sin arriesgar (el domingo tengo planes importantes, los cobardes somos así), a pie en cuanto veía el cartel de precaución... Creo que seré de los últimos en llegar, pero VOY A LLEGAR. 
Los últimos 5 kilómetros son un infierno (luego supe que para mí y para todos). No quiero hablar de ellos (salió lo peor de mí: menos mal que iba solo y nadie me oyó). 
Enfilo la carretera y la gente que aún quedaba, salta, te anima, te grita campeón (unos niños estiran sus manos para que se las choques), corredores de vuelta, subiendo sus bicis al coche, dejan lo que están haciendo y aplauden. Sólo 200 metros, sólo 150 metros, ¡¡¡SÓLO 100 METROS!!!  
Veo el arco , a mi gente , a los organizadores,  al speaker pronunciando mi nombre, te dan ganas de llorar, me contengo  porque no debes... ¿cómo que no debo? Y LLORO cuando me abraza Ayoze, Jessica, mi mujer, mis hijas y mis amigos. 

Y me ponen una medalla y veo la cara de dos niñas: MIS HIJAS. Y vuelvo a llorar. 
Y veo los 256 mensajes sin leer de WhatsApp: 190 de PLATOCHICO. Y vuelvo a llorar... Todo buenas noticias: todos han acabado y con buenos tiempos. Mensaje de Magaly, Vigil, Gustavo... 
Y lo sabía, nunca estuve SOLO. Físicamente puede, pero no se puede estar en soledad si estás en la cabeza - mente de tanta gente.  
PD: A mi me salieron 3.001 metros de desnivel... ¡¡¡A mí nadie me va a quitar ese METRO!!!

     reto vuelta al Teide 360 

Comentarios

Imagen de Sergioarafo

Felicidades por terminar este reto, es una prueba dura y muy bonita. Gran crónica.

Imagen de Ayoze

Gran crónica nunca lo dudé y te vuelvo a repetir delante de todos que estoy muy contento de que me enseñarás a disfrutar de este deporte eres grande muy grande incluso más que los 3001 metros de desnivel 

Imagen de Mario

Cronicaza, si señor!

Imagen de Admdcg

Bonitas palabaras que seguro ha emocionado a cualquiera que la haya leido porque todos, tengan el nivel que tengan, alguna vez se habrán visto en alguna situación similair, en esta ruta o en cualquier otra. Te digo que yo también lloré cuando entré en meta de FUDENAS juntos a José Luis y su hijo, fue un momento increíble.

No se olviden de disfrutar,

Doming

randomness